Mar y montaña

Conoce los rincones más increíbles que esconde nuestra tierra

entorno camping bonterrapark

Adéntrate

Conoce Benicasim

Benicasim es uno de los destinos turísticos por excelencia de la Comunidad Valenciana, un lugar con encanto donde no solo hay sol y playa, sino que se combinan mar, sol, montaña, música y cultura.

Benicasim es una población bañada por las aguas del mar Mediterráneo y por el paraje natural del Desierto de las Palmas. Aunque su población es de 18.000 personas, la ciudad alcanza más de 60.000 durante el periodo estival.

 

El envidiable clima de Benicasim hace que sus playas sean uno de sus principales atractivos turísticos. Benicasim cuenta con hasta 6 kilómetros de playas de fina arena. Se trata de playas alargadas y bien cuidadas donde sus veraneantes pueden practicar multitud de deportes.

Sumérgete...

Playas de Benicasim

Almadraba: El nombre de esta playa hace referencia a los antiguos artilugios de pesca. Se trata de una playa de fina arena, atravesada por un paseo marítimo, ideal para pasear y disfrutar del mar en perfecto sosiego. En su paseo marítimo los visitantes podrán disfrutar de una de las Bibliotecas del Mar.

Torreón: Su nombre se lo debe a la majestuosa torre que podemos encontrar en ella. Es una playa de arena fina y suave pendiente donde se realizan multitud de actividades culturales y deportivas.

Els Terrers: Es una playa de aguas tranquilas de más de un kilómetro y medio de largo. Se caracteriza por pasarelas de madera que la recorren y que la hacen ideal para dar largos paseos. Además, es idónea para realizar múltiples deportes acuáticos.

Heliópolis: De unos 3 km de longitud, se trata de la playa más larga de la provincia de Castellón. Destacan la Biblioteca del Mar, donde disfrutar de una plácida lectura a orillas del mar, y el carril bici, que conecta Benicasim con la ciudad de Castellón.

Voramar: La playa del Voramar se caracteriza por su arena fina y por sus suaves pendientes. Un precioso lugar donde contemplar las espectaculares villas y realizar actividades marítimas en sus tranquilas aguas.

Gastronomía y Ocio

Disfruta de la amplia oferta en ocio y gastronomía mediterránea

 

La gastronomía de Benicasim se caracteriza por la diversidad de sus productos, propios de la dieta mediterránea.

Pescados y mariscos, asados, sabrosos guisos, paellas y otros arroces forman parte de las diferentes recetas de la maestría culinaria de Benicasim, pero además de lo autóctono, ofrece durante todo el año mil opciones culinarias para todos los gustos: desde selectos restaurantes hasta las típicas tascas, bares de tapas, hamburgueserías, bocaterías, restaurantes chinos, italianos, etc.

Puntos de interés

Vía verde

La vía verde es una ruta litoral ciclista entre Benicasim y Oropesa que se puede realizar a pie o en bicicleta. A lo largo del paseo, mientras nos rodeamos de la naturaleza y del mar Mediterráneo, podemos encontrar acantilados, miradores, viejas ruinas de piedra, calas escondidas y parte de la historia de Benicasim y su antigua vía de tren.

Desierto de las Palmas

El Desierto de las Palmas era el lugar al que los Carmelitas Descalzos se retiraban para dedicarse a la contemplación. El Desierto comprende una extensión de más de 300 hectáreas y ocupa parte de cinco términos municipales. De entre sus cimas más altas destacan la Mola del Morico de 694 metros y el Bartolo, de 729 metros.

Las villas de Benicasim

Las villas de Benicasim son conocidas como el ‘Biarritz valenciano’, un conjunto de villas del siglo XX caracterizadas por su riqueza arquitectónica y la belleza de sus jardines. Según la corriente artística, las villas de Benicasim se pueden dividir en tres zonas: la Zona del Infierno, debido a las escandalosas fiestas que en esas villas se realizaban; la Corte Celestial, conocida por la tranquilidad de su zona; y el Limbo, por la zona ajardinada que los separaba.

Convento Viejo

Este convento pertenecía originalmente al antiguo Monasterio de los Padres Carmelitas, construido en el siglo XVII. En el siglo siguiente un terremoto lo destruyó, pero su visita resulta imprescindible debido a su interés artístico.

Torre de San Vicente

La provincia de Castellón contaba con dieciocho torres ubicadas a lo largo de la costa que le servían de defensa contra los ataques de los corsarios. La Torre de San Vicente, rodeada por un espectacular jardín junto al mar, data del siglo XVI y es una de las mejores conservadas de la provincia.

Islas Columbretes

Las islas Columbretes constituyen uno de los espacios naturales más singulares de la Comunidad Valenciana. Está formado por cuatro grupos de islas volcánicas con una gran variedad biológica y ecológica. Debido a la belleza de su diversidad marina, es uno de los destinos preferidos para los aficionados del submarinismo.